jueves, 9 de agosto de 2012

Los juegos de Capcom en el C64 (Parte 5): Last Duel



En 1988, justo el año en que la compañia nos deleitaba con su fantástico Forgotten Worlds, juego con el que se estrenó el avanzado hardware Capcom Play System (CPS), salia al mercado de las recreativas Last Duel (el último duelo), un juego también con una ambientación futurista en el que, mira por dónde, otra terrible guerra está amenazando a planetas enteros. Eso si, ahora seremos pilotos de futuristas vehiculos de combate, en lugar de tratar de salvar nuestro mundo solamente pilotando cazas estelares, ¡que también!.

La acción transcurre en una galaxia muy lejana, y la historia se desarrolla a partir de la invasión de tu mundo natal (el planeta "Mu"), por parte de una raza extremadamente violenta y muy guerrera: la tribu de los "Galden", habitantes de un planeta gemelo cercano, el planeta "Bacula".

La invasión de "Mu" (tu "Mu"-ndo) ya ha comenzado, y por doquier se encuentran los rastros de destrucción infernal que en un sorpresivo avance están dejando los poderosos ejércitos de naves y vehiculos biomecánicos de los Galden, que además de haber destruido numerosas ciudades, también han conseguido capturar a la reina. La guardia real se está organizando para defenderse de las hordas invasoras y rescatar a su querida reina, y aquí es donde entras tú, como aguerrido piloto de la guardia real, dispuesto a cumplir tu arriesgada misión. Un argumento muy similar, como podéis observar al que nos ofrecia Forgotten Worlds, aunque ahora se haya incluido un rescate de por medio (¡recurrente topicazo en el mundo de los videojuegos!).

Tras servirnos con ese argumento de excusa, se nos presenta una vez más un shoot'em up de scroll vertical en el que se alternará el vehiculo que llevemos según el nivel en que nos encontramos: un coche en las ciudades, o un caza en el espacio.
Por ejemplo, en el primer nivel nos encontramos en una ciudad, manejaremos un coche de carreras futurista (por supuesto, de combate), que se convertirá en un caza espacial al finalizar el nivel, cambiando el desarrollo del juego al tipico shooter con scroll vertical, con un esquema muy similar a títulos de entre los que se cuentan sus propios clásicos, Vulgus, 1942 o Exed Exes. Las fases de este estilo, alternándose nivel si / nivel no, nos aportan una interesante variación en el desarrollo, a pesar de su evidente falta de originalidad. Por cierto estas fases inspiraron a otros videojuegos, como Xenon 2, de los Bitmap Brothers.


Las fases de tierra se nos presentarán como carreteras futuristas plagadas de obstáculos y enemigos. Podremos disparar a nuestros enemigos y saltar por encima de agujeros con el botón secundario.

La acción es frenética, si bien podremos controlar la velocidad a la que transcurre (acelerando o decelerando nuestros vehiculos), y no nos faltarán los jefes de final de fase, o los "Power Ups" marca de la casa, que nos facilitarán muchísimo nuestro avance. Aunque otra ayuda que no nos vendrá nada mal podria venir de la mano de otro jugador, ya que podrán participar dos jugadores simultáneamente, característica habitual en casi todos los juegos de Capcom. Sin lugar a dudas, compartir la experiencia con un buen amigo al lado, siempre resultará mucho más divertido comparado a jugarlo sólos.

En el modo de dos jugadores simultáneos, a cada participante se le dará a elegir si quiere empezar con el coche o la nave. Parecido a lo que sucedia con el arcade de Tecmo Silkworm, que salió también durante ese mismo año, aunque en éste los protagonistas fueron un jeep y un helicóptero, aunque la elección del vehiculo que manejaba cada jugador estaba fijada de antemano.


Técnicamente es impecable, se nota el buen hacer y la experiencia de Capcom, si bien no se ha creado exactamente bajo su novedoso (en aquel año) sistema CPS, se utiliza un hardware muy similar, igualmente avanzado para la época.

Presenta un scroll muy suave, además de unos gráficos coloristas y muy bien definidos (¡el hardware permite una paleta de 1024 colores!). La resolución de la pantalla está orientada verticalmente (exactamente 240 x 384 pixels), lo que da lugar a un área de juego con el tamaño ideal para estos menesteres.

A pesar de que los escenarios se desplazan verticalmente, es importante constatar que éstos son algo más anchos de lo que vemos, pudiendo desplazarnos horizontalmente a la izquierda o a la derecha. Éste hecho eleva bastante la dificultad del juego, ya que en más de una ocasión nos sorprenderá algún que otro enemigo, obstáculo, ó proyectil, cuando nos asomemos a los bordes de la pantalla.

En el apartado sonoro, la música, de corte futurista, es de gran calidad y transmite muy bien el nerviosismo que genera la acción que ocurre ante nuestros ojos, además resulta variada y llena de matices. Tiene unos efectos de sonido, que aunque no son para nada espectaculares, si que están bien hechos y resultan muy adecuados para ambientarnos.

En definitiva, Last Duel, és un arcade adictivo, que aunque no es el súmum de la originalidad si que se deja jugar muy bien. És difícil, pero no imposible ni excesivamente frustrante, por lo que seguro nos dará muchas horas de diversión tratando de llegar cada vez un poco más lejos...


La conversión al c64 se hizo el mismo año que salió la máquina y nos vino esta vez de la mano de un grupo de programación inglés llamado Tiertex Ltd. (con U.S. Gold de distribuidor).

Tiertex era un grupo de desarrollo inglés (con sede en Manchester), recientemente fundado justo el año anterior, en 1987. Éste seria su primer trabajo convirtiendo un juego de Capcom, aunque su primera conversión fue Rolling Thunder de Atari.


El juego apareció tanto en Cinta, con la consabida multicarga, como en versión Disco.

Nada más empezar, se nos presenta una animación de un campo estelar que simula cierta tridimensionalidad, y consigue crear la sensación de estar viajando por el espacio. Mientras viajamos, van apareciendo textos con un colorido efecto psicodélico explicándonos la historia y las instrucciones del juego. De fondo, se escucha la música compuesta por Mark Tait, inspirada en la de la recreativa, que aunque no és ninguna obra maestra, suena la mar de bien.

Tras esa resultona presentación, vemos que si pulsamos disparo con el joystick en el puerto 2, comenzaremos una partida de un jugador, y si presionamos el botón del joystick en el otro puerto, comenzará una partida de dos jugadores. Contra todo pronóstico parece que se ha respetado lo de los dos jugadores a la vez. Un buen detalle, sin duda.


Le damos para empezar, y se nos muestra una pantalla a modo del típico "Get Ready", con fondo gris y el sprite de nuestro coche por ahi totalmente estático debajo del mensaje "PLAYER 1", mientras suena una breve melodia, a modo de fanfarria similar a las que suenan en la máquina original, que al terminar dará comienzo a la partida. Una introducción un tanto cutre, dicho sea de paso.


Ya por fin, en el juego, comprobamos que no hay música durante la partida, y tan sólo escucharemos los efectos especiales, un tanto estrafalarios, pero menos da una piedra.

Los gráficos, aunque muy variados, tampoco es que sean gran cosa, siendo los sprites demasiado cuadriculados y poco definidos. Los fondos le van a la par y es que además de su baja definición, el uso del colorido és más bien poco acertado. Algunos niveles posteriores están algo mejor realizados y es de destacar la gran variedad ofrecida en los diseños de los fondos de cada nivel.


La jugabilidad se presenta fiel al desarrollo de la máquina original, si bien resulta algo más fácil debido a una menor afluencia de enemigos en las pantallas. Se han respetado también los "power ups" y los jefes finales de cada fase, que presentan un tamaño considerable aunque bastante más reducido de lo que quizá deseariamos. Muy de agradecer es el hecho de que se haya incluido el modo de dos jugadores simultáneos, aunque al contrario que en el original, aquí no podremos elegir vehiculo: el primer jugador llevará el coche, y el segundo la nave.

El scroll es un poquito brusco, en comparación a la suavidad que deberia haberse logrado si se hubiera programado bien el chip gráfico del c64, más que capaz, como todos ya sabemos, de presentar un perfecto y suavísimo efecto de scroll por hardware.

En esta conversión se ha eliminado el detalle de scroll horizontal, y aqui los escenarios no serán más anchos que la pantalla. Éste es otro factor que hace esta versión algo más fácil que la original.

Los controles responden rápido y bien, como era de esperar, aunque como siempre sucede en las conversiones de recreativas, a la que se tenga que traspasar un sistema de control basado en más de un botón, la experiencia de juego queda resentida de alguna manera. En este caso, como el c64 no tiene joysticks de dos botones, para saltar deberemos pulsar arriba + disparo, un poco extraño al principio, pero no llega a afectar exageradamente al desarrollo de la partida.


Ésta versión contiene buena parte de la esencia de la recreativa, aunque en 1988, ya se sabia que técnicamente el c64 daba para mucho más, y debo admitir que el juego como conversión es muy pobre.

Tiertex se especializó en hacer conversiones de maquinas recreativas (no sólo de Capcom), y prácticamente todas tuvieron una malisima acogida del público debido a la baja calidad de los numerosos títulos que llegaron a convertir, siempre despreciando el potencial de las máquinas con las que trabajaban. Y esto se hizo aún más patente en sus conversiones para el Amiga.

A pesar de que este título presenta una calidad más bien media, tirando a baja, y de ser un típico representante más del "podria haberse hecho muchisimo mejor", no es de los peores trabajos del grupo. Tiene algunos buenos detalles y cierta jugabilidad, la suficiente como para atraer a jugadores sin muchas exigencias, que al margen de si es una buena o mala conversión, desean pasar un rato entretenido dándole al gatillo. En este sentido no está tan mal.

 Descarga Last Duel (C64) -> 

9 comentarios:

Bieno64 dijo...

El juego es divertido pero no para dedicarle demasiado rato. Como bien dices, lo podían haber pulido bastante mas, en todos los aspectos. Otro clásico que pasó sin pena ni gloria.

Lobogris dijo...

La recreativa fue un buen videojuego, adictivo, visual y sonoramente muy atractivo, con detalles refrescantes como el hecho de meter un shooter en las calles de una ciudad futurista (algo de burning rubber o spy hunter tiene, claro), con la alternancia de fases terrestres/espaciales. Y todo ello remezclado con ese sabor tan Capcom...

¡Una propuesta interesante!

En c64, está bien para pasar un rato, pero claramente es otro caso más del "podria haberse hecho mejor"... Como digo en el análisis, lástima que no lo hubieran convertido otros equipos más profesionales.

Bieno64 dijo...

Los programadores de las conversiones de los arcades de la época tenían que haber sido mas realistas y sacrificar un poco los gráficos para hacer algo menos impactante pero mas jugable. Disfruto mas con los 2 títulos que mencionas que con este Last Duel.

Lobogris dijo...

¿que dos titulos te refieres?

Bieno Marti dijo...

Me refería al Burnin' Rubber y al Spy Hunter.

Lobogris dijo...

Ah! es que esos son buenisimos, ¡clásicos en toda regla!

elxuxo dijo...

A mi me encantan los shoot'em up en vertical sobre temática espacial. Los encuentro cojonudissimos! No hay ni uno malo! jijiji. Last Duel en concreto tiene muy buena pinta, y con la garantía de Capcom mucho más. Habrá que viciarse un poquito! Los gráficos que veo para C64 tienen buena pinta, en este caso también habrá que tirar, en mi caso, de emulador!

Buen post! Gracias, este no lo conocía!

Lobogris dijo...

Hola elxuxo! a mi tambien me encantan los shooters verticales, y más si son de Capcom :) Este no es uno de sus más brillantes (¡si es que tienen el listón altito!) pero ciertamente está a la altura de la compañia y resulta muy entretenido. Algunas pantallas del C64 están muy bien elaboradas, es cierto, y el juego está bastante currado (aunque como digo podria haberse hecho mejor) ¡sobretodo por ser un juego de la infame Tiertex!. Gracias por comentar, un saludo ;)

micromania dijo...

como casi todo, para jugar un ratillo y listo, te distrae

Publicar un comentario